Grietas en edificios: cómo monitorizarlas y corregirlas

Existen muchos problemas de fisuras y grietas en edificios que deben ser estudiadas y corregidas por profesionales. Las grietas y fisuras en paredes y techos son algunos de los problemas más comunes que se dan en todo tipo de edificios. Hay que tener en cuenta que no todas tienen la misma relevancia, siendo algunas más peligrosas que otras. Lo importante es saber prevenirlas, clasificarlas y corregirlas.

Clasificación de las grietas

Los tipos de grietas se pueden clasificar según su afección al elemento constructivo en:

Grietas en el revestimiento: son las producidas en el exterior de las paredes por diversas causas como las afecciones de temperatura y humedad o la poca calidad de los revestimientos aplicados.
Grietas estructurales: estas son más importantes ya que, además del revestimiento, pueden afectar al elemento estructural. Se pueden deber a problemas de asentamientos de la construcción por malos asentamientos del terreno, vicios ocultos de construcción o afecciones externas, tales como la construcción de un edificio anexo, y otra obra pueda afectar a la estabilidad de la edificación.

Aparte de esta clasificación, hay que tener en cuenta el tipo de elemento dañado. No es lo mismo que el daño se produzca en un tabique sin función estructural que en un elemento que sí tenga una función estructural, como por ejemplo un muro de carga, un pilar o una viga. En este último caso se requerirá un estudio más profundo de la grieta para evaluar su peligrosidad.

¿Cómo podemos reparar las grietas?

Las grietas existentes en una edificación es una patología muy común que debe ser evaluada por técnicos especialistas con el fin de determinar la gravedad de la lesión y proponer las actuaciones más convenientes. Las reparaciones de las grietas dependen del tipo de afección al elemento constructivo que la sufra.

Reparar grietas en el revestimiento

En aquellas grietas que solo se vea afectado el revestimiento continuo se seguirán los siguientes pasos:

Se procederá a la eliminación del enlucido de la carga en una franja alrededor de la fisura de medio metro de ancho total.
Posteriormente se colocará una malla de fibra de vidrio clavada al soporte. La función de esta malla es absorber las posibles tensiones de tracción que se puedan originar en los paramentos verticales, para evitar la aparición de nuevas fisuras.
Finalmente se repondrá el guarnecido y se aplicará la pintura del paramento hasta conseguir un perfecto acabado.

Reparar grietas estructurales

Sin embargo, para reparar grietas estructurales solo es posible optar por la demolición y reposición de los elementos afectados. Esto quiere decir que si la grieta existente corta la carga y los ladrillos se deben sustituir ambos materiales.

Hay que explicar que un elemento agrietado se convierte en dos elementos que, de algún modo, actúan independientemente ante nuevas acciones físicas o mecánicas, por lo que su unión hasta conseguir que vuelvan a ser un solo elemento es prácticamente imposible o muy difícil de conseguir.

¿Qué sistemas de estudio de lesiones existen?

Pero antes de realizar cualquier tipo de actuación sobre una grieta, es necesario un estudio de las causas que la provocan. Para ello se cuentan con varios métodos de estudio. El más común es la monitorización de la evolución de la grieta en el tiempo. Para ello hay varios sistemas de monitorización. Uno de ellos es la colocación de testigos en la propia grieta y la realización de su seguimiento mediante visitas periódicas para la lectura de los datos.

Los testigos usados pueden ser de varios tipos:

Unidimensionales: proporcionan una sola magnitud de medida y se colocan en grietas verticales u horizontales.

Bidimensionales: proporcionan dos magnitudes de medida, en el eje X y en el eje Y. Se usan para grietas diagonales.

Tridimensionales: proporcionan medidas en los tres ejes (X, Y y Z) y son recomendados para grietas en las que haya un desplazamiento en el plano del elemento estructural.

Este tipo de monitorización estructural presenta el inconveniente de que no da una visión global del comportamiento de la grieta, sino que nos da una imagen fija en el momento de la mediación, porque, por ejemplo, no vemos su comportamiento con los cambios de temperatura.

Monitorizaciones en tiempo real

Para poder realizar un estudio más exhaustivo, en Ingenieros Asesores abogamos por el uso de monitorizaciones en continuo y en tiempo real mediante tecnología IOT. Estos sistemas proveen de más información con la que poder valorar la patología, ya que permiten la colocación de varios sistemas de medición que proporcionan información adicional sobre el entorno en el cual se encuentra la edificación (temperatura y humedad) y sobre las acciones a las que está sometido (vibraciones).

Las ventajas de este método son varias:

Permite ver en tiempo real la evolución de la grieta.
Optimiza la solución de la patología, ya que aumenta la cantidad de datos obtenidos.
Permite adelantarnos a posibles fallos estructurales catastróficos.

El equipo ideal para un estudio de grietas en un edificio

Hoy en día, con la irrupción de tecnologías IOT y la existencia de gran variedad de sensores que miden infinidad de parámetros, su uso para el control de este tipo de patologías se hace muy recomendable. Así, el equipo ideal para la realización de un estudio de grietas en un edificio sería el siguiente:

Sensor fisurómetro: mide las variaciones en la amplitud de la grieta.

Sonda de temperatura y humedad: mide los parámetros de temperatura y humedad a los que está sometida la grieta y poder comprobar con afecta a la amplitud de la misma.
Sensor de aceleración e inclinación: permite comprobar a qué acciones externas está sometida la edificación.
Datalogger: se encarga de la recogida de la información de los sensores y su envío para su visualización.

Software de visualización: permite visualizar de una manera sencilla la información que recogen los sensores.

Pero además de contar con estos equipos, lo ideal sería, no solo la aplicación de estas tecnologías cuando surge la patología, sino su uso para la monitorización preventiva de las edificaciones y así adelantarse a la aparición de estos problemas.

La entrada Grietas en edificios: cómo monitorizarlas y corregirlas se publicó primero en Ingenieros Asesores.